Comida típica de Tlaxcala

Tlaxcala no es de los estados más turísticos, aunque es de los estados donde más lugares por explorar hay, si bien no encontramos playas, si hay pueblos mágicos para poder disfrutar de unas tranquilas vacaciones o una escapada de fin de semana. Su gastronomía es el resultado de la unión de la cocina tradicional prehispánica y los españoles, como sucede en otros estados, es algo muy común.

Comída típica de Tlaxcala

Mixiotes

Un platillo que identifica a los taxqueños es el mixiote, se trata de carne cocida al vapor y marinada con diferentes tipos de chiles, es envuelta en pencas de maguey pulquero, en cuanto a la proteína puede variar desde carne de cerdo, pollo, res, pescado hasta conejo, se le añaden hojas de olor como laurel, tomillo, orégano, hoja de aguacate y la mejorana. Este platillo también se cocina en Hidalgo, Estado de México, la Ciudad de México y Querétaro, aunque su origen es en Tlaxcala.

Chinicuiles

Es uno de los platillos más típicos de este estado, también es uno de los más exóticos que veremos en Tlaxcala y su origen se dio en la época prehispánica. El platillo está compuesto por un gusano rojo que vive en las zonas semiáridas donde hay maguey, por los aztecas fue considerado como un platillo digno de los emperadores, en la actualidad es un plato con un alto costo, los gusanos o chinicuiles son acompañados por una salsa a base de chiles anchos, cebolla, ajo, tomate y choconostle.

Barbacoa

Es la comida típica para después de un fin de semana de fiesta, según los expertos, es capaz de regresarte a la vida, tal vez sea cierto. La barbacoa tradicional se prepara en un horno de tierra, aunque eso ya ha quedado un poco anticuado y se suele hacer en un horno moderno, este platillo se prepara con carne de borrego, aunque también con cerdo, pollo y res, el guiso es una combinación de chile guajillo seco, hierba de olor, cebolla, ajo y pimienta, se acompaña con una salsa de cebolla blanca, cilantro y chile habanero, esta comida se ha hecho muy común en las fiestas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *